viernes, 22 de abril de 2016

Ensayo Nº 4: Queso de kéfir en conserva - GP/PL


En este cuarto ensayo, y ya con el queso hecho, vamos a ponerlo en conserva.  Este ensayo se hizo con leche de vaca.

La primera parte siempre es igual.  Y para ello necesitamos:
1 litro de leche devaca
3 cucharadas de hongo kéfir

Poner en una jarra el hongo, agregamos la leche, se tapa con gaza o lienzo para que no le caiga nada adentro y se deja fermentar 24 horas a temperatura ambiente.
Pasado este tiempo, colar la leche del kéfir, volver el kéfir a la jarra y agregar 1 litro de leche para que siga alimentándose.
Poner en un bol el colador de plástico, cubrir con lienzo limpio y volcar la leche, para separarla del suero.  Cerrar el paño y apretar para eliminar el suero que quede en exceso, dejarlo en el colador con el lienzo y ponerle encima un plato o tapa, y encima un peso, para que termine de eliminar el suero.  Este proceso me tomó unas 6 horas.  Luego, abrir el paño, terminar de juntar el queso que esté adherido en el paño y empezar a formar bolas, que echaremos en un frasco con aceite de oliva virgen extra, pimienta en grano y romero seco.  Al terminar, tapar con una gaza y reposar un día para empezar a comer.  No se puede cerrar completamente porque el kéfir al fermentar genera alcohol.
Ya está listo para comer.

Nota: para que el queso salga un poco más grande, conviene preparar dos leches kefiradas.  Se prepara la primera, cuando se cuela, se refrigera hasta el día siguiente a la espera de la siguiente leche kefirada.  Se mezclan las dos, la que ya está en la nevera del día anterior y la nueva.  De esta forma se obtiene un queso más grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ para hacer tu comentario/pregunta/opinión!